27 diciembre 2009

Deseos fervientes


Donde el amor se vuelve costumbre
y el tedio del día nos da en la frente,
ahí te encuentro reposando en caricias,
tendido en suspiros y ruegos y promesas sin puentes.
Abandono el cuerpo, lo dejo a la deriva
para que a tu ritmo el compás siempre suene.
Resignada como soy,doy calor, mientras el frío me duele.
Mi cuerpo es espesor de deseos fervientes
que el invierno cubrió, y ahora, mueren, mueren...

3 comentarios:

Amorphis dijo...

Esos deseos son los que quiero para el año nuevo.

Un abrazo y que tengas buen fin e inicio de año.

Athena dijo...

Saludos Serpi :) he estado un poco separada de la red :P pero siempre me gusta leer tu blog de madrugada, Suerte en todo y se feliz, no hay que perder la pasión aunque algunos paguen mal jajaja.

Serpiente sabor Sandía dijo...

Jajaja... metáforas, metáforas...

Igual he descuidado un poco el blog por la Universidad, pero ya nos pondremos al corriente... saludos!!!...