17 febrero 2009

Infidelidad: Versión para los que han leído mis otras versiones (7a. parte de 8)

Soy una mujer deseosa de sexo, que todas las tardes se baña y sale de su casa, sin importar la lluvia, el calor, la gente, el movimiento de la ciudad, llena de semáforos de cafeterías de infieles, que fuman y toman cervezas, que penetran cavidades ajenas. Atravieso el parque, mi pensamiento fija mi mirada en su mirada, nos ponemos de acuerdo y vamos a un motel a coger, como todos los días desde hace tres meses. Ya nada me importa. Desde hace tres meses compartimos, cama, sexo y palabras, café, cerveza y cigarros. Protagonizando escándalos entre mesas de otros infieles, que después de una caricia tras otra, comparten cerveza pastosa y humo de cigarrillos. Vamosaunmotelacoger, su invitación de hace tres meses. Ya nos conocíamos de conferencias, de cursos, de cafeterías, pero cuando nos conocimos de deseo, de sexo, de pene, de culo, acordamos vernos todos los días, ser infieles a los infieles. Mis manos compitiendo por acariciarlo lentamente y con rapidez y con rabia. Su lengua que sube que baja, subeybaja que gozo desde hace tres meses, el metesaca sacamete que tenía tiempo no disfrutaba, lo disfruto con él, disfruto su cuerpo, su cuerpo caoba, caoba en el aire, el aire de humo, cervezas y humo. Despierto al otro día, le explico, le digo palabras en chino, en bantú, en quechua, en dialectos que ni yo conozco. No se inmuta con mi discurso, mira la calle y dice "hoy no sales, ya me pagaste con el mismo precio que te pagué y hoy no sales". Escucho palabras, palabras banales, palabras al viento, palabras sólo palabras, palabras con música, música de sus ojos, ojos que siempre recuerdo, caricias que no olvido, deseos que aún guardo para la tarde, para que cuando llegue me bañe y salga al centro, como todas las tardes desde hace tres meses, para que cuando llegue la noche disfrute su miembro, decidida a prolongar la noche y eternizar la cama, la cama con él…

4 comentarios:

Melqui dijo...

Intenso, sin palabras más y cuántas maneras más, adicción. Dulce vomitada narrativa sabor serpiente.

Serpiente sabor Sandía dijo...

Gracias por la visita y el comentario Melqui y bienvenido a este espacio... ¿intercambiamos link?...

Jack dijo...

UY

Serpiente sabor Sandía dijo...

YES...