16 octubre 2009

Caminos Cruzados


Reímos,
lloramos,
amamos...
Imaginamos vida y muerte;
poseemos almas y cuerpos ardientes,
consumimos con nuestro fuego
un mundo de serpientes.
Perdonamos pecados y odios
pasiones sin horario,
que llegan y saltan
en caminos cruzados
y buscan destinos
donde posarse y absorbernos para siempre...

3 comentarios:

Athena dijo...

Mejor no se pudo haber dicho, Saludos!!

Amorphis dijo...

me gusta ese mundo de serpientes.

Serpiente sabor Sandía dijo...

Y yo discurro en ése mundo de serpientes a diario...